Un grupo de arqueólogos descubrió recientemente en Tierra Santa un monasterio sobre el lugar donde probablemente San Juan Bautista habría iniciado su misión de anunciar a Cristo.

El Christian Media Center (CMC) informó que las excavaciones comenzaron hace unos 70 años en el complejo llamado “Ain el-Ma’moudiyeh” o “Fuente Bautismal”. El lugar está en la ciudad de Hebrón, en Cisjordania.

Se presume que en Hebrón nació y creció San Juan Bautista y vivieron Zacarías e Isabel, sus padres. Además, la Virgen María fue a ese lugar para visitar a Isabel cuando se enteró que estaba embarazada a pesar de su avanzada edad.

Bertrand Riba, el arqueólogo responsable de las excavaciones, indicó al CMC que los especialistas han encontrado un baptisterio, al que calificó como “el más profundo de Palestina” y “otro monumento ligado a ese. Se trata de una iglesia, de una construcción monástica. Es un complejo entero que aún debe ser descubierto”.

Afirmó que quizás el sitio “fue construido en un lugar donde ya existía una tradición” sobre el inicio de la misión de San Juan Bautista o “tal vez el monasterio hizo nacer esa tradición para aumentar su prestigio y atraer a los peregrinos”.

En ese sentido, el P. Eugenio Alliata, arqueólogo del Studium Biblicum Franciscanum, señaló que estas ruinas “se remontan a un periodo anterior en que los peregrinos comenzaron a recordar la presencia de San Juan Bautista en este lugar desierto”.

“Es posible que este recuerdo haya comenzado en la antigüedad y que luego haya encontrado expresión en los viajeros, incluso los franciscanos, de los siglos XIV y XV”, indicó el P. Allita.

Por su parte, Jerôme Haquet, otro de los arqueólogos que trabajan en el lugar, indicó que en el monasterio se pueden apreciar muros que datan del siglo XII. Sin embargo, un siglo después Hebrón fue destruida por los combates en las cruzadas y luego quedó bajo el dominio de los musulmanes.

Haquet explicó que “las excavaciones revelan que en el lugar también hubo un período de ocupación bizantina (época previa a las cruzadas), como se puede ver en el suelo del mosaico exterior y dentro del edificio “.

Asimismo, el P. Alliata indicó que “las ruinas arqueológicas que se han encontrado en la zona circundante corresponden a diferentes períodos históricos”.

Ain el-Ma’moudiyeh no es el único lugar en Tierra Santa que está relacionado con la figura de San Juan Bautista. En Jordania se conserva el sitio en el río Jordán donde, según la tradición, Jesús fue bautizado por el santo.

San Juan Bautista
Fuente: aciprensa