Virgen que lloraCientos de fieles se llegan hasta la casa de Rosa para tratar de quedarse co una foto de la estatua de 60 centímetros. Todavía la Iglesia católica tomó distancia de este, supuesto, milagro.

La imagen de una Virgen María que supuestamente llora dio inicio a una peregrinación de miles de files a una casa en Ciudad Juárez (México). Miles de personas acudan a la casa para llevar a enfermos, peticiones y ofrendas.

Desde el 27 de enero una estatua de la Virgen de no más de 60 centímetros empezó a derramar lágrimas, declaró su propietaria, una mujer de 54 años que se llama Rosa Isela Ramírez Aguilera y padece cáncer cevicouterino.

“La Iglesia es tremendamente reticente a estos eventos, y yo ratifico lo que el obispo ha dicho: hay que tener cuidado de no caer en fanatismo. La Iglesia niega que esto esté ocurriendo”, dijo a DPA el portavoz de la diócesis, Hesiquio Trevizo.