San Pablo escribe en su carta a los Efesios “Porque nuestra lucha no es contra enemigos de carne y sangre, sino contra los Principados y Potestades, contra los Soberanos de este mundo de tinieblas, contra los espíritus del mal que habitan en el espacio”. (Efesios 6,12)

Existe una batalla espiritual a nuestro alrededor que no podemos ver, lo cual es difícil de sondear, pero está confirmada a lo largo de la Biblia, si te has preguntado qué aspecto tiene esta lucha espiritual, a continuación te la explicamos.

¿Cómo combaten exactamente los ángeles a los demonios?

El Catecismo de la Iglesia Católica explica su naturaleza. Respecto a esto san Agustín dice: “El nombre de ángel indica su oficio, no su naturaleza. Si preguntas por su naturaleza, te diré que es un espíritu; si preguntas por lo que hace, te diré que es un ángel” El Catecismo de Baltimore afirma la misma creencia, con una pequeña aclaración.

Los ángeles son espíritus creados sin cuerpo, con entendimiento y libre albedrío. Al igual que Dios, son por naturaleza un espíritu puro, están hechos a semejanza de Dios de una forma que los humanos no están. No es que los ángeles tengan alas, sino que así se simboliza su velocidad y su función como mensajeros.

A pesar de no poseer cuerpo, son capaces de luchar contra otras criaturas espirituales. El ejemplo más famoso está en el libro de Apocalipsis, donde el Arcángel Miguel expulsa a Satán del cielo. “Y así fue precipitado el enorme Dragón, la antigua Serpiente, llamada Diablo o Satanás, y el seductor del mundo entero fue arrojado sobre la tierra con todos sus ángeles”. (Apocalipsis 12,9)

Los demonios pueden ser arrojados, lo cual no es un acto físico, sino espiritual. Peter Kreeft, filósofo, ofrece una explicación en su libro Ángeles y demonios, donde describe cómo se comunican los ángeles entre ellos. Se comunican en directa telepatía mental.

Más que una lucha de espadas, la batalla entre ángeles y demonios es una lucha de intelectos, no hay nada material en su contienda, algo difícil de concebir desde nuestro punto de vista. Los artistas que representan esta lucha lo hacen con escudos, espadas y armaduras. Pues es más fácil concebir una lucha física que una inmaterial.