Dios abrirá tu corazón con esta oración

 

Jesús, en tus manos llagadas me siento protegido y amado. Quiero sentir tu acción pacificadora y el poder sanador de tu Palabra que renueva mi alma.

Tú me has dado vida nueva en mí Bautismo, por eso quiero darte el primer lugar, multiplicar el poder de tu amor y de los consuelos que da tu perdón.

Quiero redescubrirte en las situaciones que vivo a diario, sentir que caminas conmigo, mostrándome tus llagas en las necesidades de mi prójimo.

Tú vives en cada uno de los rostros afligidos, en las bocas sedientas de los exhaustos, en el dolor causado por el hambre de los pobres y necesitados.

Oh mi Señor, que no me cueste reconocer tu presencia en los que sufren, y que pueda utilizar los talentos que me has dado para beneficio de todos.

Abre mi corazón al amor y al perdón. Tú me has dado la oportunidad de cambiar para volver a vivir de acuerdo a tu divino plan de salvación.

Confío en que en este momento me das la fuerza para continuar, para proclamarte, para tender mi mano a los demás y llevar esperanza.

Eres mi fuente de vida. Todo te lo entrego. Moldéame como consideres necesario para poder amarte con todo mi corazón.

Amén.