El padre de Alfie Evans habló después de más de un mes de silencio y prometió la historia completa de la muerte de su hijo.

“Han pasado un mes y dos semanas desde que nuestro gladiador se nos fue arrebatado, desprovisto, descuidado, maltratado”, escribió Tom Evans en su cuenta de Facebook el 16 de junio.

“Queríamos que todos supieran que, con el tiempo, mientras nos acongojamos, hablaremos más sobre el desarrollo de la muerte de Alfie. Ningún otro padre debería pasar por esto”, añadió.

El padre subrayó que los médicos del hospital Alder Hey, que en 2017 pidieron a la justicia inglesa permiso para desconectar el pequeño Alfie, se equivocaron sobre la capacidad de recuperación del niño luego que se le retiró su soporte vital.

Después de una larga batalla legal, el niño fue desconectado en la noche del 23 de abril de 2018. Según los médicos, debía fallecer dentro de las seis primeras horas, pero gracias a Dios Alfie comenzó a respirar por cuenta propia y luego de nueve horas de lucha le volvieron a suministrar oxígeno e hidratación. El niño sobrevivió cinco días.

“¡El mundo necesita saber lo que pasó en esos cinco días, lo que hicimos y tuvimos que hacer para que Alfie reciba cuidado cuando demostramos que los doctores estaban equivocados! Por favor, no olvides que luchamos por lo que creímos y por los derechos de nuestros hijos encontra de los doctores y jefes del Alder Hey”, expresó Tom.

“Me gustaría –añadió Evans– recordarle al mundo que esos doctores nos dijeron a mí y a Kate y a todos los tribunales que Alfie no duraría más de cinco minutos. Pero sobrevivió otros cinco días y luchó mucho. ¡Debió recibir respeto, cuidado, decencia!”

Tom Evans también se refirió a una revelación reciente. Ha informado de que que el costo de la prolongada batalla legal le costó al Alder Hey Children’s NHS Foundation Trust 145.000 libras esterlinas (más de 191 mil dólares) en honorarios legales.

Pagaron 143 mil libras esterlinas para asesinar a mi hijo y sacarlo de nuestras vidas. ¡No hemos terminado! Estamos molestos, enfadados, desolados, y verdaderamente destrozados”.

“Alfie significaba el mundo para nosotros –prosiguió Tom–, ha estado en nuestras vidas durante dos años, y en medio de lo bueno y lo malo, lo hemos querido en cada momento y siempre nos sentimos bendecidos que sea parte de nosotros”.

Por último, Evans afirmó que si bien con su esposa Kate nunca aceptarán la “muerte de Alfie o la causa de la muerte”, aún los mantiene en pie la fe de encontrarse con su “ángel”… en el futuro.

“Damos las gracias a todos por su increíble y valeroso apoyo que nos ha ayudado en las luchas más profundas y en los días más difíciles. Vamos a conseguir justicia para Alfie”, concluyó.