A través del poder de Dios, estas personas podían estar en dos lugares a la vez

Por naturaleza, los humanos están ligados a las leyes de este mundo. No podemos volar, saltar por encima de altos edificios o estar en dos lugares al mismo tiempo. Sin embargo, “no hay nada imposible para Dios” (Lucas 1,37).

Como Jesús mismo dijo: “Porque ustedes tienen poca fe ─les dijo─. Les aseguro que si tuvieran fe del tamaño de un grano de mostaza, dirían a esta montaña: ‘Trasládate de aquí a allá’, y la montaña se trasladaría; y nada sería imposible para ustedes” (Mateo 17,20).

De forma similar, puede ser voluntad de Dios que algunos humanos reciban el don de la bilocación, por el cual pueden aparecer en dos lugares a la vez.

Es un misterio que solamente puede explicarse a la luz de la intervención milagrosa de Dios y que sucede en casos de extrema santidad y humildad.

Aquí tienen cinco santos bilocadores que dejaron atónitas a las personas ante quienes aparecieron en un lugar que nunca habrían sido capaces de alcanzar sin la ayuda de Dios.

Haz clic en “Galería de imágenes” a continuación:

Pío fue visto por todo el mundo a lo largo de su vida, incluyendo una mujer que lo vio en Estados Unidos mientras él estaba en Italia.

Un pobre hermano laico de Perú, Porres, era capaz de viajar a Francia, China y Manila a través de la bilocación.

San Juan Bosco (1885 – 1888)

San Antonio de Padua (1195 – 1231): Antonio era capaz de estar en dos iglesias al mismo tiempo que estaban a varios kilómetros la una de la otra.

San Francisco Xavier (1506 – 1552): El don de la bilocación de Francisco Javier le ayudaba en sus viajes misioneros, predicando a indígenas de múltiples lugares al mismo tiempo.

Fuente: Aleteia