La Policía india ha arrestado a una trabajadora de un centro de las Misioneras de la Caridad, de la Orden de la Madre Teresa de Calcuta, por vender un bebé en el este de la India, informó hoy a Efe una fuente oficial.

“Una mujer ha sido arrestada en el caso porque fue la que medió en el intercambio. El bebé fue vendido por 120.000 rupias” (unos 1.740 dólares), informó Anish Gupta, superintendente de la Policía de Ranchi, capital del estado de Jharkhand, donde tuvo lugar el suceso.

La fuente precisó que la Policía recibió una denuncia sobre lo ocurrido hace dos días por parte del gubernamental Comité para el Bienestar de los Niños y que la venta del bebé había ocurrido pocos días antes.

El niño, de 14 días, ya ha sido rescatado y la Policía también ha recuperado el dinero de la venta, de acuerdo con Gupta.

La portavoz de las Misioneras de la Caridad en Calcuta Chandra Argawal dijo a Efe que desconoce el caso de Ranchi y aseguró que nunca había oído hablar de la venta de niños “en 50 años de asociación” con la orden de Santa Teresa.

Recordó, además, que las hermanas ya no dan niños en adopción por su desacuerdo con las nuevas normas del Gobierno indio, que permiten la adopción por parte de padres y madres solteros.

“Permiten a los padres solteros tener un niño, (para una adopción) necesitamos a los dos padres y una investigación apropiada (de la pareja solicitante), con los antecedentes penales y todo”, mantuvo Argawal.

Teresa de Calcuta fue proclamada santa por la Iglesia católica el 4 de septiembre de 2016.

Su orden, que en vez del hábito viste un sari (tradicional prenda femenina india) de color blanco con bandas azules, cuenta en la actualidad con unas 4.500 misioneras en más de 130 países, en los que ayuda a leprosos, enfermos de sida, huérfanos, prostitutas o refugiados.