A partir del ciclo escolar 2018-19, la edad mínima para que los niños puedan realizar la Primera Comunión y recibir por vez primera la Sagrada Eucaristía es a los nueve años, mientras que la Confirmación podrán realizarla a partir de los 12 años.

El aumento en la edad mínima se dio mediante el ‘Decreto sobre la edad para recibir por vez primera los sacramentos de la Eucaristía y la Confirmación’, donde el cardenal Carlos Aguilar Retes también estableció los nuevos tiempos para la preparación de los menores.

Al respecto, el tiempo de preparación para realizar la primera comunión será de dos años, mientras que para la confirmación será de tres años, esto con el fin de que puedan ser formados en la fe, explicó el cardenal.

El Cardenal Aguiar insistió a los sacerdotes en que deben formar en la conciencia de los menores que “la Iglesia está muy preocupada de que los niños”, especialmente en medio de “este ambiente cultural secularizado”.

El Arzobispo de México aseguró que los nuevos requisitos no son una exigencia “para recibir el sacramento, sino que recibir el sacramento es consecuencia de que el niño se ha ido formando en su fe”.

“Cuando llega a los nueve años, se le da la Primera Comunión. Y si sigue formándose en la fe, cuando llegue a los 12 años, le administramos el sacramento de la Confirmación”, aseguró.