Pompeya: cerrada por años la Puerta Santa se abre de repente

Pompeya

Durante años, la Puerta Santa de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario en Pompeya se ha quedado atascada. Nadie, a pesar de los esfuerzos, había logrado abrirla y el acceso a la Basílica estaba prohibido.

Hace unos días, debido a los fuertes vientos, de repente una de las dos puertas de la Puerta Santa se abrió, permitiéndonos vislumbrar el interior de la Basílica. Los residentes notaron inmediatamente el evento inusual y algunos, los más creyentes, interpretaron la apertura de la Puerta Santa como un signo divino.