339 pasajeros se salvan de accidente de avión… ¡un milagro!

Boing

El aeropuerto internacional de Belo Horizonte, en Confins, está cerrado para aterrizajes y despegues desde la 1h43 de la mañana del 20 diciembre, cuando un Boeing 777 de Latam que hacía el vuelo LA8084 entre Sao Paulo (Guarulhos) y Londres, hizo un aterrizaje de emergencia con 339 pasajeros a bordo.

El aeropuerto de la capital minera se quedó encerrado hasta las 19h del mismo día. Hasta las 7 de esta mañana, 67 vuelos ya habían sido cancelados.

Entre los motivos del cierre del aeropuerto está, en particular, la necesidad de hacer el cambio, en plena pista, de los ocho neumáticos del avión, que quedaron dañados. Cada uno pesa 250 kilos. Tanto los neumáticos nuevos como el mono hidráulico capaz de reemplazarlos necesitan ser llevados desde São Paulo hasta Confins.

Todos los pasajeros y la tripulación fueron retirados del avión en seguridad, pero sus primeros relatos dan a entender que hubo momentos de tensión, miedo y llanto, en medio de una situación de gravedad que podría haber culminado en una tragedia de proporciones históricas.

La representante comercial Cidneia Antongiovanni, en declaraciones reproducidas por el G1, repitió lo que un comisario le habría dicho:

“El comisario me preguntó si yo tenía fe, ‘entonces agradezca’, porque era para ninguno de nosotros estuviéramos hablando aquí.

Cidneia relató que hubo una gran explosión a la hora del aterrizaje y que muchos pasajeros lloraron.

“El comandante comunicó a los pasajeros que había un fallo eléctrica y que era muy grave. Y que iba a hacer un aterrizaje de emergencia. Y de ahí, a la hora que aterrizó, todo el mundo se asustó bastante, porque fue un estruendo muy grande. Todo el mundo se agarró, lloró. No podían al baño, no podían tomar agua, no podían recoger el equipaje. La gente estaba esperando abrir la puerta de emergencia para que todo el mundo pasara”.

La compañía no ha divulgado información sobre el aterrizaje de emergencia.

Fuente: Aleteia