ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO POR UN MILAGRO

5 cosas que todo católico debe saber sobre el Espíritu Santo

Oración al Espíritu Santo por un milagro

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Bienaventurado Espíritu Santo, tú que te manifiestas con poder en la vida de nosotros los hombres, bendiciéndonos, sanándonos, haciendo milagros y prodigios, con esperanza me acerco hoy a tu presencia, te pido que aceptes mi corazón humilde y que recibas con agrado mi oración, para que me brindes tu ayuda y derrames sobre mí tus poderosos dones.

Espíritu Santo, Espíritu de Verdad que procedes del Padre, y provocas confianza en nuestros corazones, hoy te busco para que me ayudes. Que tu amorosa protección me envuelva, que tu Luz me ilumine y me de fortaleza, y los brazos del Padre y el amor del Hijo me sostengan, para que así pueda salir de mis problemas, y con tu siempre bondadosa asistencia sea prontamente remediado todo lo que aflige mi alma y mi cuerpo.

Espíritu Santo, fuente inagotable de amor y paz, Espíritu Divino que aclaras los caminos, nos guías con sabiduría y piedad y nos llenas de gozo y esperanza, dame el aliento que me falta y la felicidad que ansío, escúchame y derrama sobre mí tus bendiciones; te ruego me envíes e ilumines por una solución para esta difícil necesidad que me consume y es causa de mi  desesperación:

(Ahora cuéntale al Espíritu Santo tus angustias y pídele su ayuda).

Bendito Espíritu, acude a mí y dame tu bendición, deposito mi fe y esperanza en tu generosidad, haz que mi vida sea mejor, que tu misericordia, tu justicia y tu poder sean mi amparo y defensa en todo mal momento, y tu amor y Divina Voluntad me enseñen a ser tolerante, bondadoso y paciente con mis hermanos.

Te ofrezco y hago entrega de mi alma y mi cuerpo, no permitas que te ofenda ni olvide en ningún momento. Perdona mis faltas y no me dejes caer en el pecado, aumenta mi fe, esperanza y caridad, dame valor contra todos los ataques del enemigo y sobre todo, hazme perseverar en el amor al Altísimo y ayúdame a ser fiel discípulo de Jesucristo.

Bendito Espíritu de Sabiduría, ayúdame a buscar a Dios. Que sea el centro de mi vida, orientada hacia Él para que reine en mi alma el amor y armonía.

Bendito Espíritu de Entendimiento, ilumina mi mente, para que yo conozca y ame las verdades de fe y las haga verdadera vida de mi vida.

Bendito Espíritu de Consejo, ilumíname y guíame en todos mis caminos, para que yo pueda siempre conocer y hacer tu santa voluntad. Hazme prudente y audaz.

Bendito Espíritu de Fortaleza, vigoriza mi alma en tiempo de prueba y adversidad. Dame lealtad y confianza.

Bendito Espíritu de Ciencia, ayúdame a distinguir entre el bien y el mal. Enséñame a proceder con rectitud en la presencia de Dios. Dame clara visión y decisión firme.

Bendito Espíritu de Piedad, toma posesión de mi corazón; inclínalo a creer con sinceridad en Ti, a amarte santamente, Dios mío, para que con toda mi alma pueda yo buscarte a ti, que eres mi Padre, el mejor y más verdadero gozo.

Bendito Espíritu de Santo Temor, penetra lo más íntimo de mi corazón para que yo pueda siempre recordar tu presencia. Hazme huir del pecado y concédeme profundo respeto para con Dios y ante los demás, creados a imagen de Dios.

Lléname de ti, bendito Espíritu Santo, para que mis ojos vean la gloria de Dios y a Jesucristo a la diestra del Padre.

Así Sea

Ahora haz tres Padre Nuestros, tres Ave Marías y tres Glorias.

Haz esta oración en las mañanas durante nueve días seguidos, o cada vez que lo necesites, con mucha fe y consagrados a nuestro padre celestial.