Medjugorje: Las Perlas de María de hoy 4 de febrero de 2019, por nosotros sus hijos

¿Qué tiene que decirnos hoy la Reina de la Paz?

Medjugorje

Mensaje del 25 de Junio de 2002 en Medjugorje

¡Queridos hijos! Hoy oro por vosotros y con vosotros para que el Espíritu Santo les ayude y aumente vuestra fe, para que acepten aún más los mensajes que les doy aquí, en este lugar santo. Hijtos, comprendan que éste es un tiempo de gracia para cada uno de vosotros, y conmigo, vosotros estáis seguros. Quiero conducirlos a todos por el camino de la santidad. Vivan mis mensajes y pongan en vida cada palabra que les doy. Que éstas les sean preciosas porque vienen del cielo. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!

Comentario del mensaje por Padre Ljubo

María en este mensaje suyo nos dice que ora por nosotros y con nosotros a fin de obtener la fuerza y el poder de lo alto, del Espíritu Santo. Solamente por el Espíritu Santo podemos creerle a Dios. Sin espíritu no hay vida, amor, confianza, unión ni vida compartida. El problema del Espíritu es el problema fundamental de nuestro tiempo, de nuestro ambiente, de todo el mundo y de nuestra vida en este mundo. Solamente en la fuerza y en el poder del Espíritu Santo podemos acercarnos a la Madre, la Reina de la Paz, que viene a visitarnos a este lugar. No podemos poseer al Espíritu Santo sino hacer que El nos posea. Dios lo da a quienes lo desean y lo buscan. Por medio del Espíritu conocemos a Dios, a nosotros mismos y a este mundo. Orar al Espíritu no es agradable porque nos hace descubrir cómo es poco profunda y superficial nuestra fe, como a menudo nos es ajeno el Espíritu del cual Jesús y María nos hablan, y lejana la paz que nos prometen. Como alguien dice: no oremos por el don del Espíritu si deseamos que todo quede tal cual.
Agradecemos a la Virgen y seguimos sus palabras con devoción al Espíritu Santo y orando la Salve.

La Salve en Español

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra.
Dios te salve.
A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva,
a Ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lagrimas.
Ea, pues, Señora Abogada Nuestra,
vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos,
y despues de este destierro, muestranos a Jesus,
fruto bendito de tu vientre.
Oh, clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen Maria.
Amen.

La Salve en Latín

Salve, Regina, Mater misericordiae,
vita, dulcedo, et spes nostra, salve.
Ad te clamamus, exsules filii Hevae,
ad te suspiramus, gementes et flentes
in hac lacrimarum valle.
Eia ergo, advocata nostra, illos tuos
misericordes oculos ad nos converte.
Et Jesum, benedictum fructum ventris tui,
nobis, post hoc exsilium, ostende.
O clemens, O pia, O dulcis Virgo Maria.

Un Santo Día a todo bajo la Luz de Cristo y la Luz de Maria

Puede interesarte -> Medjugorje: Las Perlas de María de hoy 3 de febrero de 2019
Cuenta Instagram de la Luz de Maria -> Aquí