Medjugorje: Las Perlas de María de hoy 5 de febrero de 2019, por nosotros sus hijos

¿Qué tiene que decirnos hoy la Reina de la Paz?

Medjugorje

Mensaje del 25 de Agosto de 2008 en Medjugorje

¡Queridos hijos! También hoy los invito a la conversión personal. Sean ustedes quienes se conviertan y con su vida stimonien, amen, perdonen y lleven la alegría del Resucitado a este mundo en que mi Hijo murió y en que la gente no siente la necesidad de buscarlo ni descubrirlo en su vida. Adórenlo y que vuestra esperanza sea la esperanza de aquellos corazones que no tienen a Jesús. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!
Al principio de su mensaje del 25 de agosto de 2008, la Virgen nos llama a la conversión diciendo: “Sean ustedes quienes se conviertan y con su vida testimonien, amen, perdonen y lleven la alegría del Resucitado a este mundo.” Todos necesitan la conversión. Es un proceso que dura toda la vida. La verdadera conversión consiste en un encuentro con Dios. Solamente los que han encontrado al Dios vivo pueden testimoniar sobre ese encuentro. Los encuentros humanos siguen siendo a menudo superficiales, mientras que el encuentro con Dios ocurre en las profundidades del corazón y del alma del hombre, y dejan rastros en el hombre en su totalidad. Cada vez que un hombre no ama, él necesita la conversión. Cada vez que un hombre no es fiel a las palabras de Jesús, él necesita la conversión.
Agradecemos a la Virgen y seguimos sus palabras con devoción al Espíritu Santo y orando la Salve.

La Salve en Español

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra.
Dios te salve.
A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva,
a Ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lagrimas.
Ea, pues, Señora Abogada Nuestra,
vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos,
y despues de este destierro, muestranos a Jesus,
fruto bendito de tu vientre.
Oh, clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen Maria.
Amen.

La Salve en Latín

Salve, Regina, Mater misericordiae,
vita, dulcedo, et spes nostra, salve.
Ad te clamamus, exsules filii Hevae,
ad te suspiramus, gementes et flentes
in hac lacrimarum valle.
Eia ergo, advocata nostra, illos tuos
misericordes oculos ad nos converte.
Et Jesum, benedictum fructum ventris tui,
nobis, post hoc exsilium, ostende.
O clemens, O pia, O dulcis Virgo Maria.

Un Santo Día a todo bajo la Luz de Cristo y la Luz de Maria

Puede interesarte -> Medjugorje: Las Perlas de María de hoy 4 de febrero de 2019
Cuenta Instagram de la Luz de Maria -> Aquí