Este santo, en un sueño, operó un grave paciente y lo sanó.

San José Moscati médico por vocación

San José Moscati fue este, y mucho más. Un médico que, incluso hoy desde el cielo, sigue cuidando a sus pacientes.

Cuando San José Moscati murió el 12 de abril de 1927, todos lo lloraron, especialmente los pobres, que sabían que habían perdido a su médico, que les dio tratamiento, pero también medicamentos, sin esperar compensación alguna.

El milagro del mariscal Costantino Nazzaro

Lo hizo también con el Mariscal de los Agentes de Custodia de Avellino, Costantino Nazzaro. En 1923, le fue diagnosticado la enfermedad de Addison, una enfermedad crónica terrible del sistema endocrino, que no pudo hacer nada más que empeorar.

Los médicos le dijeron que los únicos medicamentos recetados solo podían evitar que muriera (hablamos de hace casi un siglo, cuando esa enfermedad no implicaba ninguna cura).

Era imposible curarse y el mariscal Costantino Nazzaro solo podía intentar posponer el momento de su muerte.

San José Moscati escuchó la oración constante del Mariscal Costantino Nazzaro

Había luchado contra la enfermedad de Addison hasta 1954, luego se encontró en la Iglesia de Gesù Nuovo y, antes de la tumba de San José Moscati empezó a orar.

A partir de ese día, volvió a rezar en la tumba del Santo cada 15 días.

Así llegó el verano y, a principios de septiembre, el mariscal Costantino Nazzaro, una noche, soñó que San José Moscati lo operaba.

En el sueño, el santo reemplazó todos los tejidos tocados por la enfermedad de Addison y, además, prescribió como una cura “ningún medicamento para tomar, de ahí en adelante”.

¿La razon? ¡El mariscal Costantino Nazzaro fue curado! Las visitas posteriores lo confirmaron ampliamente. Los médicos,  que lo habían tratado durante todo ese tiempo, quedaron incrédulos.

Cuenta Instagram de la Luz de Maria -> Aquí