Novena a la Preciosísima Sangre de Cristo – Sexto día

PREPARACION

(Se reza cada día de la novena)

Los Santos del Apocalipsis cantan fervorosamente: “Con tu Sangre has comprado para Dios gentes de toda tribu, lengua, pueblo y nación; has hecho de ellos una dinastía sacerdotal, que sirve a Dios y reina sobre la tierra” Ap. 5:9.

Nosotros ahora nos unimos a este clamor celestial, y en la comunión del Espíritu con todos los santos de la tierra, y venerando esa Sangre divina que nos rescato
del poder de las tinieblas y nos traslado  al reino de la luz, rendimos culto reverente a Dios, como pueblo sacerdotal que somos. Col. 1: 13 y 20.

Cristo Jesús, Cordero de Dios, que nos has salvado con tu sangre, ¡te alabamos!,¡te bendecimos!, ¡te adoramos!,¡te damos gracias rendidas!, Y te pedimos la salvación de todos los que nos hemos lavado en tu Sangre Sagrada. Amen.

Día sexto

Aceptar entrar en la bendición.

Hebreos 10,19: “Por tanto, hermanos, ahora podemos entrar sin ningún temor en el santuario por medio de la Sangre de Jesucristo”.

Alicia creía que solo las personas santas podían disfrutar de las bendiciones de Dios, pero un día escucho una de las predicaciones sobre la Sangre de Cristo y descubrió que por la Sangre de Jesús derramada en el calvario podía acercarse con confianza a Dios para conseguir bendiciones para su vida. En oración comenzó a dar gracias por la Sangre de Jesús y toda su vida cambió, ya no sintió más miedo por la situación, aprendió a confiar en Dios y hoy testifica que aquellos problemas fueron solucionados a medida que repetía “gracias Jesús por la Sangre que derramaste por mi salvación y liberación, Tú Sangre tiene poder”. (continuar con los gozos).

ORACION

Alma de Cristo, santifícame. Cuerpo de Cristo, sálvame. Sangre de Cristo, embriágame. Agua del Costado de Cristo, lávame. Pasión de Cristo, confórtame. ¡OH buen Jesús, óyeme! Dentro de tus llagas, escóndeme. No permitas que me aparte de ti. Del enemigo malo, defiéndeme. En la hora de mi muerte, llámame. Y mándame ir a ti, para que con tus santos te alabe, por los siglos de los siglos. Amen, Aleluya, Amen.

Puede interesarte -> Novena a la Preciosísima Sangre de Cristo- Quinto día

Cuenta Instagram de la Luz de Maria -> Aquí