Medjugorje: hay una sola cosa que permanecerá para siempre

Nuestra Señora nos habla todos los días desde Medjugorje. ¿Qué nos quieres decir hoy? Un estímulo, una exhortación, una corrección amorosa para nuestra vida

La Virgen María apareció en muchos lugares de la Tierra y en muchas épocas históricas, siempre subrayando el objetivo final de su venida, que es la conversión auténtica de nuestros corazones, y advirtiendo que el tiempo de su cuidado terminaría, tarde o temprano.

En Medjugorje, en particular, María confió, y confía, a los videntes innumerables mensajes, que nos invitan a tomar a su Hijo Jesucristo como ejemplo y a seguir siempre sus pasos, sus enseñanzas.

Maria dice: abandónense totalmente a Dios

Medjugorje – Mensaje, 25 de mayo de 1989

“¡Queridos hijos! Los invito a abrirse a Dios. Observen, hijitos, cómo la naturaleza se abre y da vida y frutos, de la misma manera Yo los invito a ustedes también a la vida con Dios y a entregarse completamente a El. Queridos hijos, Yo estoy con ustedes y quiero llevarlos incesantemente al gozo de la vida. Yo deseo que cadauno de ustedes descubra el gozo y el amor que sólo se encuentran en Dios y que sólo Dios puede dar. Dios no desea nada de ustedes sino su entrega. Por eso, queridos hijos, decídanse seriamente por Dios porque todo lo demás pasa! Sólo Dios no pasa. Oren para que descubran la grandeza y el gozo de la vida que Dios les concede. Gracias por haber respondido a mi llamado!”

Entregarse a Dios para siempre significa simplemente reconocer que Él es el dueño de nuestras vidas y, dado que él es el Creador de la humanidad, él es verdaderamente y para siempre. Es por eso que la Reina de la Paz enfatiza que no hay nada fuera de Dios que tenga valor o pueda, al menos en parte, reemplazarlo. Dios es y fue y siempre será.

Puede interesarte -> Medjugorje – la Virgen: por favor escúchame ahora!

Cuenta Instagram de la Luz de Maria -> Aquí