Hoy, 31 de mayo de 2022, la Iglesia celebra la Visitación de la Santísima Virgen María. Fiesta y Oración

Novena por la Visitación (Séptimo Día)

Visitación de la Santísima Virgen María: fiesta y oración

La Visitación de la Santísima Virgen María es una fiesta litúrgica que se celebra el 31 de mayo; recuerda la visita que María hizo a Isabel, su pariente, inmediatamente después de recibir el anuncio de que se convertiría en Madre de Jesús por obra del Espíritu Santo.

Visitación: fiesta

La fiesta de la Visitación de la Santísima Virgen María fue instituida en 1389 con un decreto redactado por el Papa Urbano VI pero promulgado, después de su muerte, por su sucesor Bonifacio IX, para pedir a la Virgen el fin del gran cisma de Occidente. Y en 1441 el sínodo de Basilea confirmó la fiesta. En el calendario romano se había fijado en la fecha del 2 de julio, porque en ese día ya se celebraba por los Frailes Menores Franciscanos desde 1263.

La Visitación es llamada también la fiesta del Magníficat porque María se da cuenta de las grandes cosas que en ella ha hecho el Todopoderoso y su “desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones” es una invitación para que recurramos a su intercesión y nos haga dignos de la misericordia de Dios que “se extiende a los que le temen”.

Actualmente se discute la historicidad de la visita, así como de los acontecimientos relacionados con el nacimiento del Bautista y su relación con Jesús.

Virgen de la Visitación: oración para pedir la gracia de servir a los demás

Visitación
Visitación

Santísima Virgen María
que en la visitación a tu prima Santa Isabel,
llevando ya en tu seno al Verbo encarnado,
nos muestras tu entrega generosa de Madre de la humanidad
al asistirle en su embarazo

durante el tiempo necesario para la llegada de San Juan.
Ella que sintió como en su propio vientre saltaba de alegría su hijo
cuando te acercabas a su casa e inspirada por el Espíritu Santo dijo a voz en grito:
¿De dónde a mí que venga la madre de mi Señor a visitarme?

Tú, que repartiste siempre alegría
y has sido modelo de servicio a todos tus hijos en todo tiempo y lugar.
Madre, contágianos ese deseo de hacer a cada instante feliz a Dios
sirviendo a nuestros hermanos con gozo
y a cantar con nuestras obras las grandezas del Señor.
Amén.

Nuestra Señora de la Visitación, ruega por nosotros

Puede interesarte -> Rosario por la paz con el Papa Francisco – Video

Cuenta Instagram de la Luz de Maria -> Aquí