¿Estamos en las Puertas de una Intervención Decisiva de Dios en la Tierra?

Por lo menos desde el comienzo del nuevo milenio se están produciendo signos en el mundo y en la Iglesia, que son cada vez más intensos, y que pueden ser interpretados como que se está acercando a la humanidad el dramático Aviso que dará el Cielo para la reparación del mundo y la humanidad.

Esos signos o señales van desde conflictos brutales en la humanidad como las matanzas que realizan los terroristas musulmanes, la caída moral, la persecución a los cristianos, señales en la naturaleza y las crisis dentro de la Iglesia. Todo esto además evolucionando a una rapidez vertiginosa.

Algunos dirán que los católicos de todas las épocas creían que era inminente, en su generación, una intervención decisiva de Dios para restablecer la justicia en la tierra. Pero parece que hoy hay elementos que antes no estaban. Por lo menos a dos videntes de dos apariciones marianas (Garabandal y Medjugorje) María les ha pedido ser quienes anuncien a la humanidad, unos días antes, el advenimiento del gran Aviso, y esos videntes tienen hoy cerca de 50 años (los Medjugorje) y algo más de 60 años (las de Garabandal).

¿En qué consistirá el aviso?, ¿en qué circunstancias se dará?, ¿de dónde se infieren estas cosas?, ¿Qué es lo que deberíamos hacer cuando llegue? es lo que intentamos describir aquí, con más cabos sueltos que certezas.

¿QUÉ SERÁ EL GRAN AVISO A LA HUMANIDAD?

El Aviso se refiere a un acontecimiento espiritual profetizado para todo el mundo, en el que cada persona en la tierra al mismo tiempo verá el estado de su alma, lo “espiritual en rayos X”, nos dirá si estamos en el camino a la condenación, o de la salvación. Dios hará que este evento sin precedentes se produzca de manera que un gran número de pecadores se arrepientan.

El Aviso, o la “iluminación de la conciencia”, fue predicho a Santa Catalina Labouré en el año 1830, en el siglo XIX a la estigmatizada Marie-Julie Jahenny, a Santa Faustina Kowalskaen la década de 1930, así como a las cuatro jóvenes videntes de Garabandal, a quienes supuestamente apareció la Virgen varias veces entre 1961 y -1965.

Otros videntes ya han hablado del Aviso, y se correspondería con el segundo secreto dado por la Virgen a los videntes de Medjugorje,  ver aquí lo que se sabe de los 10 secretos.

Hay acuerdo general en que, como resultado de este suceso, millones de pecadores se arrepentirán y serán restaurados a la gracia, mientras que otros muchos, sin embargo, rechazarán esta oferta de la Divina Misericordia y se volverán aún más endurecidos en el pecado.

Con las líneas de batalla entre el bien y el mal dibujadas con más claridad que nunca antes, el ritmo de la mayoría de eventos se acelerará a medida que nos acerquemos, no al fin del mundo, sino al final de esta época.

Según las videntes de Garabandal, en el plazo de un año del Aviso, un gran milagro ocurrirá en los cielos de Garabandal, que implica algo que se pueda ver, por televisión, pero no tocar (tal vez una cruz luminosa gigante), acompañado por la curación simultánea de todas las personas enfermas cerca de la ciudad.  Esto se corresponde con el tercer secreto de MEdjugorje.

Si estos dos eventos no producen suficiente arrepentimiento por parte de la humanidad, entonces se producirá un gran castigo (posiblemente los Tres Días de Oscuridad predichos por muchos videntes del pasado y contemporáneos). La forma de esto está más desarrollada en los secretos que María entregó en Medjugorje, y abarca los secretos 4 a 10 siendo aparentemente el 10 el Gran Castigo.

Este castigo va a limpiar al mundo del pecado y traerá una era prometida de paz, en la que el amor de Dios y la verdad reine en los corazones de todos los que están en la tierra.

Esta época gloriosa de la historia humana será un tiempo de unidad religiosa, prosperidad y armonía perfecta, y tendrá una duración de entre veinte y cinco a cien años o más.

Estos eventos han sido largamente esperados, pero su tiempo es desconocido. Se dice que la vidente de Garabandal Concita Gonzales, sabe la fecha del milagro (un jueves de mazo, abril o mayo entre el 8 y 16 de la mes,  y, además, Concita dará a conocer el Milagro ocho días antes de que ocurra (dando tiempo a los peregrinos y los enfermos para que se reúnan en Garabandal, y permitir que sea televisado, lo que aumentará su impacto).

Mientras que el Aviso será una experiencia terrible para todo el mundo en un estado de pecado mortal, sin embargo, será un gran acto de misericordia de parte de Dios, como Conchita dijo:

“Creo que los que no se desesperen experimentarán gran bien de él para su santificación.”

Esta experiencia, que se espera sea muy intensa pero de corta duración (15 minutos o menos, sin embargo, parecerá mucho más.

No sabemos cuándo se producirá el Aviso, pero – a los que están en sintonía con los “signos de los tiempos” – probablemente les parezca innegable que una serie de pequeñas advertencias ya están ocurriendo a nuestro alrededor.

fuente: forosdelavirgen.org