EL DIARIO DE UN AMOR

Al comienzo de los años ’90, Jack Potter rechazó el dejar caer al amor de su vida de la soledad de la demencia.

Jack tenía un diario cuando era niño. Cuando conoció a Phyllis, en octubre de 1942, las páginas de su diario registraron el amor que sentía. “Una noche preciosa. He bailado con una joven bellísima. Espero verla de nuevo”, escribió. 16 meses después de aquel encuentro, se casaron.

Vivieron en Kent, Inglaterra, durante más de 50 años. Cuando la demencia de Phyllis empeoró y Jack no era capaz de cuidarla solo, Phyllis tuvo que ser ingresada en un asilo. Esto no detuvo a Jack que la visita todos los días. Cada día le lee una parte de su diario y hace que ella se acuerde de su familia a través de las fotografías. Phyllis no ha olvidado cuanto la ama Jack y se anima siempre cuando él la visita. Llevan 70 años casados.

 

fuente:aleteia