¿Reconocerías a tu madre con los ojos vendados?