Medjugorje: No me rindo, tengo una misión con ustedes

Nuestra Señora nos habla todos los días desde Medjugorje. ¿Qué nos quieres decir hoy? Un estímulo, una exhortación, una corrección amorosa para nuestra vida

Medjugorje

La Virgen María apareció en muchos lugares de la Tierra y en muchas épocas históricas, siempre subrayando el objetivo final de su venida, que es la conversión auténtica de nuestros corazones, y advirtiendo que el tiempo de su cuidado terminaría, tarde o temprano.

En Medjugorje, en particular, María confió, y confía, a los videntes innumerables mensajes, que nos invitan a tomar a su Hijo Jesucristo como ejemplo y a seguir siempre sus pasos, sus enseñanzas.

Maria dice: “Experimentarán el amor de Mi Hijo”

Medjugorje

Medjugorje – Mensaje, 2 de agosto de 2012

“Queridos hijos, estoy con vosotros y no me rindo. Deseo daros a conocer a mi Hijo. Deseo a mis hijos conmigo en la vida eterna. Deseo que experimentéis la alegría de la paz y que obtengáis la salvación eterna. Oro para que superéis las debilidades humanas. Oro a Mi Hijo, para que os conceda corazones puros. Queridos hijos míos, solo los corazones puros saben cómo llevar la cruz y saben cómo sacrificarse por todos los pecadores que han ofendido al Padre Celestial y que también hoy lo ofenden, porque no lo han conocido. Oro para que conozcáis la luz de la verdadera fe que viene solo de los corazones puros. De este modo, todos aquellos que están cerca de vosotros experimentarán el amor de Mi Hijo. Orad por aquellos que Mi Hijo ha elegido, para que os guíen por el camino de la salvación. Que vuestra boca esté cerrada a todo juicio sobre ellos. Os doy las gracias.”

Reflexión sobre el mensaje de Medjugorje para hoy

La Reina de la Paz quiere salvar a cada uno de nosotros, por eso aparece en Medjugorje y nos enseña, con sus innumerables mensajes, cómo rezar y cómo aceptar el sufrimiento diario, en vista de una paz y felicidad eternas.

Puede interesarte -> Medjugorje la Virgen como ser el mas pequeño el mas rico en humildad

Cuenta Instagram de la Luz de Maria -> Aquí