Medjugorje: Iva ganó la esclerosis siguiendo las palabras de Nuestra Señora

Medjugorje
Medjugorje

El caso de la señora Iva Iole, que vivía cerca de Medjugorje parecía desesperada.

El hospital de Mostar había hablado de un diagnóstico muy grave, para la señora Iva Iole, es decir la inflamación diseminada de las convoluciones cerebrales, en muchas áreas de la corteza cerebral.

La señora Iva Iole también había visitado el hospital en Zagreb. Allí, los médicos habían diagnosticado una encefalomielitis aguda diseminada, una patología relacionada con el sistema nervioso que “deteriora” progresivamente el cerebro y sus funciones.

Medjugorje: Iva rogó y ayunó

Incluso un tercer hospital especializado visitó a la señora Iva Iole, pero los resultados de los exámenes clínicos empeoraron de vez en cuando. En fin, ella sufría de esclerosis múltiple, no curable. Sabemos muy bien que es una enfermedad neurodegenerativa que conduce a lesiones en el sistema nervioso central.

Era el mes de agosto del 1981, las apariciones de la Reina de la Paz en Medjugorje acababan de comenzar, en junio del mismo año. La signora Iva Iole fue a ese lugar sagrado, tan cerca de su hogar, para encomendarse completamente en Dios y en la Mamá celestial, para enfrentar, o superar de alguna manera, su difícil situación.

En Medjugorje, la señora Iva Iole tuvo la oportunidad de acercarse también a los videntes, quienes la ayudaron a orar. Ella, mientras tanto, trató de ayunar. Pasaron las semanas y se diereno cuenta que no había empeoramiento de la enfermedad, al contrario. Las oraciones no cesaron y, el 13 de septiembre del mismo año, la señora Iva Iole logró alcanzar el monte Križevac y la cruz. Aquí, durante la Santa Misa, sucedió algo que nadie podía explicar: ¡se curó! Pruebas clínicas posteriores indicaron que su enfermedad, su esclerosis múltiple había retrocedido, “repentinamente y totalmente”.

Cuenta Instagram de la Luz de Maria -> Aquí