Medjugorje: no es casualidad que la Virgen apareció el 24 de junio

Han pasado exactamente 39 años desde el 24 de junio de 2020, desde que la Virgen apareció por primera vez en Medjugorje, un pueblo desconocido hasta entonces.

Medjugorje

Durante todos estos años, millones de peregrinos de todo el mundo han escuchado la llamada para llegar a este lugar.
Para ir a visitar su Madre, para honrarla, confiarle sus dolores y sus alegrías, escucharla y vivir sus mensajes.

¿Por qué la Virgen eligió aparecer el 24 de junio?

Es la pregunta que muchos se hacen. ¿Es una casualidad o hay una razón? Esta coincidencia particular no puede dejar de ser notada. Las apariciones en el pequeño pueblo perdido en los Balcanes, comenzaron el día de la fiesta de San Juan: 24 de junio de 1981. Y hay muchas analogías entre la Virgen y el Bautista.

Ese día la Virgen María se presentó con el Niño Jesús en sus brazos. Ese mismo niño a quien Juan el Bautista fue el primero en reconocer cuando aún estaba en el vientre de su madre. Tanto que Santa Isabel se llenó del Espíritu Santo y se volvió hacia María como la Madre del Señor. La Virgen, presentándose con Jesús en sus brazos, quería llamar a la humanidad a su Hijo, al reconocerlo como el único Salvador verdadero.

La Virgen e Juan el Bautista llevan a Jesús

juan bautista

Juan llevó los apóstoles al Señor, y María nos lleva a Jesús: “Queridos hijos, acepten mis mensajes responsablemente y vivan mis mensajes, porque, viviendo mis mensajes, quiero guiarlos a mi Hijo” (Mensaje 28 de diciembre de 2012) . La Virgen nos invita a acoger Jesús en primer lugar en nuestro corazón: “Acepta el amor de mi Hijo y borra el miedo, el dolor, el sufrimiento y la desilusión del corazón” (Mensaje del 2 de febrero de 2008).

Nos invita a alimentarnos de su cuerpo y sangre en la Eucaristía, a escuchar su Palabra, a encontrarlo en el sacramento de la Confesión, a adorarlo. Para llevar Jesús a los demás.

Cuenta Instagram de la Luz de Maria -> Aquí