Niña de 10 años, antes de morir, cumple su mayor deseo

Todos los niños tienen sueños en su cajón, pero hay algunos que, muchas veces, son más importantes que todos los demás. Así fue para Gabriele, una niña de 10 años.

Gabriela era una niña pequeña a la que le quedaba poco por vivir. Pero tuvo un sueño: quería recibir la Primera Comunión antes de subir al cielo.

Gabriela y su sueño

Los sueños, especialmente los de los niños, deberían hacerse realidad siempre, sean fútiles o no. Luego hay algunos que son realmente importantes y que no se pueden posponer. Un ejemplo nos lo da la pequeña Gabriel que, antes de subir al cielo, tenía un sueño quizás más grande que todos: el de recibir la Primera Comunión.

Una vida difícil para una niña que espera un trasplante de corazón

Gabriela tenía solo 10 años y estaba esperando un trasplante de corazón, un trasplante que, lamentablemente, nunca llegó. Fue hospitalizada en octubre, después de que en mayo pasado le diagnosticaran miocardiopatía, enfermedad que causa una alteración en el músculo cardiaco, impidiendo al corazón funcionar de forma correcta.

La niña entra en lista de espera. Una larga lista que, sin embargo, no le hace perder la esperanza de poder realizar su mayor sueño: el de recibir, por primera vez en su vida, a Jesús Eucaristía. Con la colaboración del personal del hospital y otras personas, fue posible que la Primera Comunión, y luego la Confirmación, se celebrara en la misma institución médica.

Gabriela recibe Primera Comunión y Confirmación en el hospital

“Hace pocos días celebramos con alegría la Primera Eucaristía y confirmación de la pequeña Gabi. Hoy tenemos la tristeza de comunicar a todos que la hermosa Gabi no se resistió esperando un nuevo corazón”.

“El testimonio de fe, amor y esperanza de Gabi alcanzó Brasil y el mundo. Ella, que quiso recibir a Jesús a través de la Eucaristía, sigue ahora en los brazos del Buen Pastor, junto a Dios”, escribe el párroco de la Parroquia Inmaculado Corazón de María.

Cuenta Instagram de la Luz de Maria -> Aquí