San Genaro, ningún milagro: la sangre no se derritió. Las terribles profecías

El milagro de San Genaro no se ha repetido. “Si hay algo que tiene que derretirse, es el corazón del hombre. Así que encomendamos esta hermosa intención a San Genaro”.

San Gennaro

Lo dijo monseñor Vincenzo Papa, párroco de la parroquia de Santa Maria Assunta en la Catedral de Nápoles, en la homilía pronunciada durante la celebración de la misa mientras el relicario que contiene la sangre de San Genaro, aún sólido, se expone en el altar mayor de la Catedral para su veneración de los fieles.

San Genaro: las terribles profecías

Según la creencia popular, el milagro fallido de San Gennaro se considera un presagio de eventos negativos. Si miras al pasado, la sangre del santo no se derritió en 1939 y 1940, los años del estallido de la Segunda Guerra Mundial y la entrada en la guerra de Italia. 

Más recientemente, el milagro no ocurrió en septiembre de 1973, período en el que la epidemia de cólera se extendió en Nápoles y luego en 1980, año del violento terremoto en Irpinia. Y lo crea o no, 2020 ya ha sido un mal año para todos.