Niño de pocos meses milagroso dos veces

La historia del pequeño que tiene menos de un año es verdaderamente milagrosa. Y nos dice cómo la gracia de Dios puede sostenernos más allá de lo imaginable en las historias de dolor de Covid y en la vida.

De hecho, incluso en el infierno de Covid no debemos olvidar que el Señor nos ayuda y está cerca de nosotros. Aunque no ha venido a sacarnos por completo del sufrimiento, que es la prueba de la vida para conquistar la Vida, Dios nos da manifestaciones de su presencia y de su poder sanador.

La historia de Kasen, un niño curado de Covid tras un trasplante de hígado

Pensemos, por ejemplo, en la historia de Kasen Donerlson, un niño estadounidense de Syracuse, en el Estado de Nueva York, que logró pasar primero un trasplante de hígado y luego el Coronavirus.

Kasen nació saludable el pasado 14 de enero de 2020, sin embargo debió ser internado debido a problemas respiratorios.

Entre todas esas complicaciones y en medio de la espera para un órgano, la familia dio positivo por coronavirus: “El 21 de noviembre se despertó esa mañana y tenía mucho calor. Su cuerpo era como tocar una estufa. Solo lloré porque sabía que el hospital nos iba a admitir, pero no sabía que nos iban a decir que tenía covid positivo”, dijo Donerlson.

Cuatro días después de la recuperación del coronavirus, la noticia del donante de hígado: “Es una verdadera bendición. Es un completo milagro”.

Todo esto es un testimonio de la providencia de Dios que se hace presente y que no nos abandona, aunque parezca todo perdido: Él interviene por nuestra salvación.

Cuenta Instagram de la Luz de Maria -> Aquí