Un signo prodigioso: el infierno de las llamas se detiene ante una capilla

Cerdeña está librando una dura batalla contra los incendios, pero en todo este desastre, ha ocurrido algo extraordinario.

Las llamas que están devastando la provincia de Oristano (Cerdeña, Italia) se detuvieron frente una pequeña capilla dedicada a la Virgen, allí presente. Una señal que hace reflexionar y da esperanza.

La pequeña capilla que permanece intacta

Cerdeña está en llamas: campos enteros enterrados por la ceniza, animales que han perdido la vida, una economía de rodillas. La investigación sugiere que podrían ser incendios provocados.

Pero Dios nunca deja solo a su pueblo en dificultad, enviando señales incluso imperceptibles. Una luz al final del túnel, un momento de paz y tranquilidad en medio de ese infierno de llamas.

La pequeña capilla dedicada a la Virgen de Bonarcado: las llamas la dejaron intacta. Mientras todo alrededor se quema y se pulveriza, la capilla permanece intacta.