La ciencia no tiene palabras. Un milagro impactante en Lourdes: “Su carne vuelve a crecer…”

Milagros de Lourdes: “la carne y los tendones se reconstruyen”
El Milagro fue reconocido el 25 de abril de 1908 por Mons. Thomas Louis Heylen…

Lourdes
Lourdes

LA HISTORIA – Joachime Dehant, residente en Gesves (Bélgica), tenía 29 años cuando llegó a Lourdes el 12 de septiembre de 1878, con gangrena en la pierna derecha.

Las lesiones tenían al menos seis años. Su estado general estaba seriamente comprometido por esta infección que, en aquel momento, ninguna cura podía curar.

Al día siguiente, 13, se sumerge dos veces en el agua de la Gruta, con la pierna cubierta con un paño. Después de la segunda inmersión, todos los rastros de úlcera desaparecen…

Bernadette Lourdes
Bernadette Lourdes

Las carnes y los tendones se reconstruyen… la piel es nueva y rosada.

Después de otro baño, su pie vuelve a su posición normal.

Treinta años después, cuando su salud aún es excelente, tras un nuevo informe médico, el obispo de Namur proclamó esta curación milagrosa..

Súplica a la Virgen de Lourdes

¡Oh amabilísima Virgen de Lourdes,
Madre de Dios y Madre nuestra!
Llenos de aflicción y con lágrimas fluyendo de los ojos, acudimos en las horas amargas de la enfermedad a tu maternal corazón, para pedirte que derrames a manos llenas el tesoro de tu misericordia sobre nosotros.
Indignos somos por nuestros pecados de que nos escuches: pero acuérdate de que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a Ti haya sido abandonado.
¡Madre tierna! ¡Madre bondadosa! ¡Madre dulcísima!
Ya que Dios obra por tu mano curaciones innumerables en la Gruta prodigiosa de Lourdes, sanando tantas víctimas del dolor, guarda también una mirada de bendición para nuestro pobre enfermo…(dígase el nombre del enfermo/a).
Alcánzale de tu Divino Hijo Jesucristo la deseada salud, si ha de ser para mayor gloria de Dios.
Pero mucho más, alcánzanos a todos el perdón de nuestros pecados, paciencia y resignación en los sufrimientos y sobre todo un amor grande y eterno a nuestro Dios, prisionero por nosotros en los Sagrarios.
Amén.
Virgen de Lourdes, ¡ruega por nosotros!.
Consuelo de los afligidos, ¡ruega por nosotros!
Salud de los enfermos, ¡ruega por nosotros!
Rezar tres Avemarías.

Puede interesarte -> Potentes invocaciones a la Virgen de Lourdes

Cuenta Instagram de la Luz de Maria -> Aquí