Hoy, 12 de Mayo de 2022, es el 14° de los 15 jueves de Santa Rita. Súplica al abogada de los imposibles

Cada jueves, por un total de 15 semanas, recorreremos, en oración, la vida de Santa Rita de Casia, la Santa de las causas imposibles, hasta llegar al 22 de mayo, día de su conmemoración.

ACTO DE CONTRICION

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Criador y Redentor mío, pos ser Vos quien sois, infinitamente bueno, y digno de ser amado sobre todas las cosas, me pesa, Señor, de todo corazón haberos ofendido, y propongo con vuestra divina gracia nunca más pecar, y confió que, por los méritos de vuestra sagrada Pasión y muerte, me habéis dé perdonar y dar gracias para perseverar en vuestro santo servicio, hasta el fin de mi vida. Amen.

JUEVES DÉCIMO CUARTO

ORACIÓN

Oh gloriosa Santa Rita, que formaste el objeto de los placeres de Dios y fuiste enriquecida por él con los mayores favores y fortalecida con el don de los milagros, muévete a compadecerte de nosotros, débiles y enfermos, expuestos a mil tentaciones y peligros. El gran poder que se te ha concedido conviértelo para nuestro bien. Ahora que vives bendecida y gloriosa, en la seguridad de la unión perpetua con Dios, puedes hacer tu mejor esfuerzo para que las bendiciones celestiales se derramen sobre nuestras cabezas y, a través de estas gracias y bendiciones divinas, la confianza viva y fuerte en el alma en el cielo. ¡Oh! Consíguenos que, despojándonos de una confianza demasiado falaz en los medios humanos, que en lo divino crezca en nosotros. Que nuestra alma se entregue enteramente al Señor, para que espere en el Señor más que en la propia fuerza, en la propia ingenuidad, en la propia fuerza o en la de toda criatura. Obtén esta confianza para nosotros, o gran santa; y al pie de tu gloriosa imagen, prometemos guardarla como un tesoro y bendecirte por siempre. Amén.

Santa Rita
Novena a Santa Rita de Casia

ORACION PARA TODOS LOS DIAS

Gloriosísima Santa Rita, sagrada protectora de imposibles, llamada por boca del mismo Dios, remedio de afligidos y astro brillante en el cielo de la Iglesia, para conducir a los mortales al seguro puerto de salvación, consolad, Santa mía, a los mortales que vivimos en este valle de lágrimas, y alumbrad nuestras almas con la luz del verdadero desengaño, haciéndolas conocer lo caduco de los bienes temporales y lo inestimable de los eternos. Y por la preciosísima sangre de Jesús, y la Inmaculada Concepción de María, su Santísima Madre; manifestad en nosotros la virtud, poder y gracia que os comunicó el cielo, haciendo que nuestros corazones se retiren y extraigan de las continuas olas y borrascas que excita en ellos el peligroso mar del mundo, para que así lleguemos seguros al puerto de salvación en la Bienaventuranza, para lo cual nacimos, vivimos y debemos morir, descansando en paz con el Señor, que es el principio y fin de todas las criaturas. Y también os suplicamos, nos alcancéis el especial favor que deseamos lograr y os pedimos en este Quincenario, si es para mayor gloria de Dios y bien de nuestras almas, y, sino que se haga en toda su santísima voluntad, y nosotros nos conformamos con ella. Amén.

RESPONSORIO

Salúdote Rita Esposa,

Que entre espinas de dolor

Naciste Vaso y aun rosa

De Cristo, divino Amor.

L/: Ruega por nosotros ¡Oh Rita!

R/: Para que seamos dignos de las promesas de Cristo

Señor ten piedad Señor ten piedad

Cristo ten piedad Cristo ten piedad

Señor ten piedad Señor ten piedad

Santa María, Madre de Dios R/: Ruega por nosotros

Santa María, Madre de la Consolación

Santa María, Reina de todos los Santos

Santo Padre Agustín

Santa Madre Mónica

Beato Simone Fidati

Nuestra Abogada

Don elegido del Cielo

Amante de la soledad

Modelo de pureza

Ejemplo de amabilidad

Espejo de obediencia

Ejemplo de esposa y madre

Admirable en la fortaleza

Victoriosa en la paciencia

Generosa en el perdón

Heroína en la penitencia

Viuda de paz

Generosa con los pobres

Fiel de la divina vocación

Modelo de vida claustral

Jardín elegido de toda virtud

Enamorada del Crucifijo

Traspasada por una espina de Jesús

Fuerte en el Amor hacia Dios

Adornada con la gloria del cielo

Gloria de la Orden Agustiniana

Rica de particular potencia

Seguro consuelo de los afligidos

Ancla de salvación

Patrona de los enfermos

Santa de los imposibles

Abogada de los casos desesperados

Poderosa auxiliadora de todos

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Perdónanos

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Escúchanos

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Ten piedad de nosotros.

ORACIÓN: Oh Dios, que te dignaste infundir a santa Rita de tanta gracia, amor a los mismos enemigos y llevar en el corazón y en la frente los signos de tu caridad y Pasión, te pedimos nos concedas por su mérito e intercesión, los sufrimientos de tu Pasión, para obtener la recompensa prometida a los mansos y a los que lloran. Amén.

Puede interesarte -> Papa Francisco en silla de ruedas

Cuenta Instagram de la Luz de Maria -> Aquí