San Matías Apóstol: Oración para solucionar problemas económicos

San Matías fue uno de los setenta y dos discípulos de Jesucristo, criado en su escuela, y testigo de sus prodigios. Jesús ascendió al cielo, Mattia permaneció en el Cenáculo en unión de oración con los Apóstoles, esperando el Espíritu Santo.

San Matías Apóstol
San Matías Apóstol

Al tener que elegir otro apóstol en lugar de Judas, se presentaron a los Apóstoles dos discípulos: José, apodado el Justo, y Matías. Toda la asamblea oraba diciendo: “Tú, Señor, que ves el corazón de todos, muestra a cuál de los dos has escogido para tomar el lugar del prevaricador Judas en este ministerio”.

Luego hubo un sorteo, que indicó a Matías; por lo tanto, fue agregado a los otros once Apóstoles. Esta fue la primera elección a la dignidad eclesiástica.

Matías aceptó esa posición de suprema responsabilidad con acción de gracias a Dios.

Oración

Glorioso San Marías que fuiste, como tu nombre lo dice, un “don de Dios”, y que tuviste la dicha de ser uno de los 72 discípulos que el Señor envió a predicar durante su ministerio. Tú que fuiste el elegido por los apóstoles después de la Ascensión del Salvador para reemplazar al pérfido Judas, y el Espíritu Santo descendió sobre ti en Pentecostés y te entregaste a tu misión.

Predicaste primero en Judea y más tarde en la Capadocia y las costas del Mar Caspio, donde sufriste grandes persecuciones de parte de los pueblos bárbaros donde misionaste, hasta llegar a la corona del martirio crucificado como Nuestro Señor, por lo que ahora gozas de su favor en el Cielo, te ruego: escucha mi súplica y dame tu favor.

Quien mejor que tú que tan bien conociste el sufrimiento y tantas necesidades pasaste para comprender mi pena y mi desolación ante la angustiosa situación en que me encuentro, sufriendo graves problemas económicos a los que por mí mismo no puedo dar solución.

Aboga a favor mío, sé mi intercesor ante Nuestro Señor, a quien con tanta fe serviste, pues a ti nada ha de negarte, y que de esta manera pueda yo salir delante de tantos agobios y miserias que entristecen mi corazón, por no poder dar la atención debida a quienes están a mi cargo y conmigo sufren.

Que tu ayuda sirva para que tú recibas más gracias del Señor, por agradecimiento a las que a mi dispenses, fiel Matías, primero discípulo y después Apóstol del Cordero, a quien amo con todo mi corazón, y que mi dicha sea también la tuya, bendito Apóstol, en quien mucho confío y a quien manifiesto mi devoción dejando hoy a tus pies, con toda mi fe, mis necesidades y problemas. Amén.

Puede interesarte ->  Antes de ir a dormir, reza la poderosa Letanía a la Reina del Santo Rosario: ¡Ruega por nosotros!

Cuenta Instagram de la Luz de Maria -> Aquí