La poderosa oración a María Auxiliadora escrita por San Juan Bosco para ser recitada hoy, 24 de mayo: una cura para el alma

Dos hermosas oraciones para rezar sí eres devoto de María Auxiliadora.

Noveno Día de la Novena a María Auxiliadora

Oración

Virgen María Auxiliadora:
Que tu Bendición santísima permanezca en mí noche y día,
en la alegría y en la tristeza, en el trabajo y en el descanso,
en la salud y en la enfermedad, en la vida y en la muerte y durante la eternidad.
Oh Bendición de María Auxiliadora, dichoso quien te la pide, recibe y guarda, y después de
obtenerla aquí en la tierra la lleve a su último suspiro como prenda de vida eterna.
Nuestro Auxilio está en el nombre del Señor que hizo el cielo y la tierra.
Virgencita María Auxiliadora, Acompáñame en mis viajes, en mis trabajos,
y protégeme de males y enfermedades.
María Auxiliadora, dame tu santísima bendición Tú y Tu Santo Hijo,
para mí y para cada uno de mis familiares, en este día y todos los días de mi vida,
Amén.

Oración II

Que tu Bendición santísima permanezca en mi noche y día,
en la alegría y en la tristeza,Oración, la Virgen María Auxiliadora
en el trabajo y en el descanso,Oración, la Virgen María Auxiliadora

en la salud y en la enfermedad,Oración, la Virgen María Auxiliadora
en la vida y en la muerte y durante la eternidad.Oración, la Virgen María Auxiliadora

Oh Bendición de María Auxiliadora,
dichoso quien te la pide, recibe y guarda,Oración, la Virgen María Auxiliadora
y después de obtenerla aquí en la tierra
la lleve a su último suspiro como prenda de vida eterna.
Nuestro Auxilio esta en el nombre del Señor que hizo el cielo y la tierra.

Virgencita María Auxiliadora,
acompañame en mis viajes, en mis trabajos,
y protégeme de males y enfermedades.

María Auxiliadora,
Dame tu santísima Bendición, Tu y Tu Santo Hijo,
para mi y para cada uno de mis familiares,
en este día y todos los días de mi vida,

Tú que miras a cada uno de nosotros con ojos de bondad y piedad, ayúdame en la petición que te vengo a hacer.

Oh benevolente María, deseo que seas mi escudo y protección en cada momento de mi vida.

Tan solo con pronunciar tu bello nombre, todos mis sufrimientos desaparecen y mis tristezas se convierten en felicidad.

Amen

Puede interesarte ->  Un milagro poco conocido de Don Bosco y María Auxiliadora

Cuenta Instagram de la Luz de Maria -> Aquí