Jesús te invocamos, por el poder de tu preciosísima sangre: ¡detén esta guerra!

El poder de la Sangre de Jesús: podemos invocarlo en los momentos más difíciles de nuestra existencia. ¡Él ya venció el pecado y redimió todas nuestras vidas!

Debemos volvernos al Señor con fe, mucha fe, e invocar el poder de Su Sangre preciosa, para poner fin a esta guerra maldita que cada día está poniendo en dificultad a todo el planeta.

Oración a la Preciosa Sangre de Jesús para poner fin a la guerra

Señor Jesús, en tu nombre y con el poder de tu sangre preciosa sellamos toda persona, hechos, o acontecimientos a través de los cuales el enemigo nos quiera hacer daño.

Con el Poder de la Sangre de Cristo sellamos toda potestad destructora en el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego, debajo de la tierra, en los abismos, del infierno y en el mundo en el cual nos moveremos hoy. Con el poder de la sangre de Jesucristo rompemos toda interferencia y acción del maligno. Te pedimos Señor Jesús que envies a nuestros hogares y lugares de trabajo a la Santísima Virgen María acompañada de San Miguel, San Gabriel, San Rafael, y toda su corte de Santos Angeles.

Con el Poder de la Sangre de Jesucristo sellamos nuestra casa, todos los que habitan en ella (nombrar a cada uno de ellos), las personas que el Señor enviará a ella, asi como a los alimentos y a los bienes que Él generosamente nos envia para nuestro sustento.

Con el poder de la sangre de Jesucristo sellamos puertas, ventanas, objetos, paredes, pisos y el aire que respiramos, y en fe cubrimos con su sangre toda nuestra familia. Con el poder de la sangre de Cristo sellamos los lugares que vamos a estar en este día, las personas , las empresas o instituciones con quienes vamos a tratar.

Con el poder de la sangre de Jesucristo sellamos nuestro trabajo material y espiritual, los negocios de toda nuestra familia, los vehículos, las carreteras, el aire, las vias y cualquier medio de transporte que vayamos a utilizar.

Con tu sangre preciosa sellamos los actos, las mentes y todos los corazones de los habitantes y dirigentes de nuestra patria a fin de que tu Paz y tu Corazón reinen en ella.

Te agradecemos Señor por tu Sangre y por tu Vida ya que gracias a ellas hemos sido salvados y somos preservados de todo lo malo.

Amén.

Puede interesarte ->  Oración a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro para una causa imposible

Cuenta Instagram de la Luz de Maria -> Aquí